.comment-link {margin-left:.6em;}

domingo, abril 24, 2005

 

Editores espanhóis perante a Europa


Europa se construye con libros es el lema de la LXIII Feria del Libro. Pero ¿es así? ¿Qué opinan los editores de que la Unión Europea no nos permita disminuir el IVA o pueda establecer un canon obligatorio en las bibliotecas? ¿Interesan nuestros autores en Europa? Valeria Bergalli (Minúscula), Manuel Borrás (Pre-textos), Adolfo García Ortega (Seix Barral), Juan González (Santillana), Ymelda Navajo (La Esfera), Carlos Ortega (Losada), Joaquín Palau (Destino), Gonzalo Pontón (Crítica), Silvia Querini (Lumen), Miriam Tey (El Cobre), Jaume Vallcorba (Acantilado) y Chus Visor (Visor) toman la palabra.

Uma discussão que também deveria travar-se em Portugal


Producto interior culto
1. La reducción, e incluso la desaparición, del IVA es una vieja reivindicación de los editores españoles, que hace muchos años habíamos hablado ya de la “excepcionalidad cultural”. En el trasfondo lo que asoma es la necesidad mercantil de ofrecer los libros al precio más bajo posible para el consumidor como acicate para la lectura. Por otra parte, hay que recordar que la Unión Europea es una cosa y “Europa” otra. Ésta está compuesta por países con PIC (Producto Interior Culto) muy distintos y la Constitución europea debería ser extremadamente cuidadosa con las excepcionalidades lingüísticas y culturales. No dejemos a los neomercaderes que dicten lo que más le conviene a un sistema de mercado que tolera la cultura sólo porque puede desdoblarse en industria. Esa es una gran responsabilidad de la sociedad civil y de sus nuevos representantes, que harían bien en ser tan ternes en esto como los anteriores lo fueron para pegar tiros en Iraq. 2. Si “literatura” significa sólo creación personal libre y ficticia, la nuestra sí interesa en Europa. Pero si englobamos el ensayo, rotundamente no. La producción científica en lengua española es muy modesta (en catalán, gallego o euskera prácticamente inexistente) y perfectamente desconocida en el exterior. En ese aspecto, la indigencia de España en Europa es tan extrema hoy como en el siglo XVIII.
Gonzalo PONTÓN


Oportunidad histórica
1. Cobrar una tasa por el uso de libros en una biblioteca pública en España sería un verdadero disparate. Siempre se detecta entre los legisladores una tendencia a legislar con una presión exagerada sobre los eslabones más débiles de cualquier cadena. Querer cobrar una tasa de ese tipo en un país con un índice de lectura tan bajo como el nuestro es una broma de mal gusto. Sobre el IVA prefiero no opinar; es un tema que nos sobrepasa a todos. 2. Desde hace unos años la literatura escrita en español y hecha en España es traducida y leída en muchos países de Europa. Es cierto que hay lagunas, grandes escritores españoles poco o mal conocidos en otros países: es un inconveniente que debemos ir corrigiendo. Lo más grave es el déficit de interés por el ensayismo español. Los próximos 5 años serán muy estimulantes, y muchos de nuestros autores entrarán en países hasta ahora vedados. Es una oportunidad histórica.
Joaquín PALAU


Gilipollez absoluta
1. Cobrar un canon por los libros de las Bibliotecas es una gilipollez absoluta; habría que hacer lo contrario, premiar a quienes van a las bibliotecas. En cuanto al IVA, lo normal sería que desapareciese, como en países más cultos que España. Pero lo peor es lo de las bibliotecas... Si no hay dinero para ellas tal vez habría que crear un canon mínimo sobre los libros sin derechos de autor, como la Biblia o el Quijote, de un 0’1 por ciento por ejemplo, y con ese dinero crear mejores bibliotecas y no sólo salas de lectura de periódicos. 2. La literatura española no interesa a nadie en Europa. Cuando mis amigos poetas son traducidos a otros idiomas, suele ser por razones de amistad personal con los editores de esos países. En cambio, cualquier joven francés o americano de quinta es traducido aquí inmediatamente. Los motivos por lo que no interesamos en Europa son muy variados. ¿Cómo solucionarlo? No sé, cerremos los Cervantes y empecemos de nuevo.
Chus VISOR


Cohesión cultural
1. En Europa coexisten tradiciones lectoras muy distintas y no todos los países se encuentran en la misma situación. En este sentido, quizá habría que pensar en fondos específicos de cohesión cultural, de la misma forma que existen los fondos europeos para reforzar la cohesión económica y social. Con los índices de lectura españoles, tan bajos, es peligroso dificultar el acceso a los libros. Es urgente dotar mejor a las bibliotecas y, en este sentido, cualquier canon por el préstamo no parece ser lo más sensato. 2. La literatura europea siempre ha estado más o menos presente en los catálogos de las editoriales españolas, pero es indudable que con nuestra incorporación a una Unión Europea cada vez más amplia ese interés ha ido creciendo.
Valeria BERGALLI


Sin reduccionismos locales

1. La división de mercaderes-no mercaderes, aplicada al libro, me parece hoy en día obsoleta, absurda e injusta. Es una realidad. El libro tiene un mercado y tiene que competir en un mercado. Lo que me parece muy bien es que haya políticas del Gobierno encaminadas a acciones de carácter social, como abaratar impuestos o asumir cánones en bibliotecas que salgan de una redistribución de los Presupuestos Generales del Estado, y no de un incremento de los mismos. 2. Decididamente sí, los lectores europeos están interesados más que nunca por la literatura en español. Se deduce por el incremento de venta de derechos y por la presencia de escritores en medios de comunicación europeos. Además, la literatura española ha roto hace ya mucho tiempo cualquier atadura con el reduccionismo local o nacional, y ha abordado temas y estilos que pueden llamarse europeos o de un interés en verdad general. Por eso creo que el futuro en la Europa de los 25 lo tendrá quien sepa asumir qué escritor es o quiere ser. Obviamente el futuro concebido como bienestar económico siempre será para el más comercial; el futuro entendido como historia, no.Que cada cual juegue sus cartas y haga literatura, buena literatura.
Adolfo GARCÍA ORTEGA


Algo más que el IVA
1. El IVA de los libros es, sin duda, importante, pero mucho más que un tres por ciento en el precio, lo es mucho más la creación y dotación de bibliotecas, la presencia del libro en los medios de comunicación de titularidad pública y la educación. Creo que es en estos tres frentes en los que hay que hacer hincapié. 2. En realidad, la literatura española siempre ha tenido presencia en Europa. La lista de autores y obras traducidas a fecha de hoy es muy extensa, y algunos de nuestros autores gozan además de merecida popularidad.
Jaume VALLCORBA


Europa mira a EE.UU.

1. Cualquier bajada de impuestos repercutirá sin duda en la difusión cultural. Esos tres puntos también tienen un carácter simbólico respecto al apoyo de un gobierno a la cultura, pero es normal que en Europa haya una normativa coordinada. 2. Europa, excepto en contadas ocasiones y siempre en el terreno literario, mira más a otros mercados como el de Estados Unidos. Nuestros autores de libros de historia o de ensayo apenas existen para los lectores europeos. Creo que ahí hay un gran trabajo que hacer por parte de los editores españoles. Por eso tendrán futuro en Europa aquellos que planteen ciertas temáticas que apuesten por el conocimiento de la cultura y la realidad social de nuestro país.
Ymelda NAVAJO


¿Tenemos bibliotecas?
1. El deseo de la ministra de Cultura de reducir el IVA de los libros al 1%, que lógicamente apoyo, depende de una decisión comunitaria. Otros países también lo apoyan, pero imagino que el debate será largo y tendremos IVA al 4% durante una larga temporada. El debate sobre el canon por los libros de las bibliotecas es algo prematuro en España: daré mi opinión cuando de verdad tengamos bibliotecas. 2. No veo especial diferencia entre el interés que despertaba nuestra literatura hace diez años en Europa y el que despierta ahora. Pesan Pérez Reverte, Javier Marías,Muñoz Molina, Vázquez Montalbán... pero ya lo hacían en los noventa. Podemos sumar a Cercas y Ruiz Zafón, aunque por el momento su impacto se centra en un solo libro. Y no creo que el aumento a veinticinco países cambie la lista.
Juan GONZÁLEZ


Menos cobardía
1. El deseo del gobierno es un antiguo anhelo de nuestro medio. Llevamos más de diez años clamando en el desierto por el IVA cero para el libro. Si se hubiese adoptado en su momento esa medida, ahora no nos encontraríamos ante esta nueva tesitura que viene marcada por unas disposiciones europeas de carácter general. En cuanto al canon por Bibliotecas subyace en el fondo una filosofía, y es la de si el libro debe tratarse o no como una mercancía. Como quiera que sea, la legislación europea ahí está y obliga a todos. Otro problema que suscita la aplicación de esta medida es quién tendrá que pagar el canon: ¿el ciudadano, las Instituciones sin cargo a los presupuestos de las Bibliotecas, ya bastante paupérrimos?; ¿quiénes recaudarán lo que devengue el canon y cómo se repartirá? 2. El interés por nuestra literatura ha crecido en los últimos años, pero no estaría de más que las instituciones no sólo favorecieran a un grupo de autores ya consagrados en detrimento de otros menos conocidos con un muy estimable futuro literario. Si la crítica es cobarde a la hora de apostar por nuevos valores, no deberían serlo las instituciones que se precian de ser culturales.
Manuel BORRÁS


Interesan los jóvenes autores

1. Cualquier rebaja en los libros ma parece estupenda, pero si no puede ser en todos los libros, sobre todo debería aplicarse a los de bolsillo, que son los que leen los jóvenes. Sólo tengo un pero, como ciudadana de a pie, no como editora, y es que nos falta cultura de ocio, tenemos que aprender a gastar en cultura como gastamos en una buena cena o en el cine. Cuando algo interesa, no importa demasiado que cueste uno o dos euros más o menos, pero tiene que apetecer, y eso es también repsonsabilidad del gobierno. 2. Creo que sí, como demuestra que la venta de derechos al extranjero sigue creciendo y que aumenta el interés por nuestros autores, no por los consagrados sino, sobre todo, por los más jóvenes, por gente que está despuntando.
Silvia QUERINI


Pulmones de realidad
1. Por supuesto, creo que sería una ayuda que pudiésemos reducir el IVA en los libros, pero creo, también, que avanzar de forma cohesionada con Europa es importante y mientras no haya un cambio de legislatura conjunta la adaptación a la actual es inevitable. Por otro lado si las ayudas, subvenciones y políticas de apoyo cultural son importantes, también considero el mercado fundamental para la vida, o para la vitalidad de la creación cultural. El mercado es un pulmón de realidad sin el cual no creo que el arte tuviese sentido, o tan poco como la existencia de un libro sin lector. 2. No tengo datos, pero la experiencia desde la editorial es que hemos aumentado nuestros contactos con agencias extranjeras y nuestra presencia en Europa crece cada día.
Miriam TEY


Buenas intenciones
1. La disminución del IVA es una idea bienintencionada, que demuestra el interés y la preocupación del Gobierno por ampliar la difusión de los libros. Su incidencia efectiva en el comercio editorial sería, no obstante, menor, puesto que apenas supondría la rebaja de unos céntimos por libro, lo que no quiere decir que no fuera apreciada por el público lector. Una buena política de bibliotecas públicas, en cambio, con un incremento de sus fondos y un aumento sustancial de las partidas para adquisiciones, sí podría convertirse en algo determinante para la promoción de la lectura. No me parece que en este momento de bajísimos índices de lectura deban contemplarse medidas que la penalicen, como la del canon por libro en las bibliotecas. 2. Todo es relativo. En la medida en que da la impresión de que nuestro país ha ido adquiriendo mayor presencia internacional, también nuestra literatura se está dando a conocer mejor.
Carlos ORTEGA


Comments: Enviar um comentário

Links to this post:

Criar uma hiperligação



<< Home